domingo, 22 de agosto de 2010

Colorantes en Gaseosas: no son cosa de niños

Las bebidas gaseosas han sido consideradas como un refresco ideal para acompañar los almuerzos o consumirlas cuando se tiene sed debido a su agradable y burbujeante sabor extra dulce. Hoy en día, a pesar de que sabemos que no es un alimento ideal, se continúa consumiendo entre todos los grupos de edad. Los adultos lo adquieren para brindárselos a los más pequeños.


Desgraciadamente, esta bebida que parece inofensiva, no solo es nutricionalmente inadecuada, sino que posee una elevada cantidad de sustancias químicas, añadidas para obtener las características que posee en cuanto a color, sabor y textura. Además, tenemos el azúcar excesivo y los conservantes añadidos para que el producto no se deteriore. En esta oportunidad analizaremos los colorantes y acidulantes.


La mayoría de colorantes artificiales son sustancias que se extraen de la brea de hulla: carbón de piedra que se conglutina al arder y, calcinado en vasos cerrados, da coque, o del alquitrán: Producto obtenido de la destilación de maderas resinosas, carbones, petróleo, pizarras y otros materiales vegetales y minerales. Es líquido, viscoso, de color oscuro y fuerte olor, y tiene distintas aplicaciones industriales. En los países nórdicos los colorantes artificiales simplemente no se pueden utilizar, mientras que en Europa, EE.UU, América Latina varía mucho la normativa de los colorantes para el uso en alimentos. Muchos de los colorantes artificiales llegan al consumidor con ínfimas cantidades de metales pesados como: cadmio, plomo, arsénico, mercurio debido a que proceden de sustancias geológicas. Por ello, cada país debe velar por hacer cumplir las normativas de seguridad o no permitir su uso en la alimentación en el caso de que sean nocivas para la salud.


Muchos estudios demuestran que los colorantes artificiales causan alergias, daño en el ADN, posible inicio de cánceres y, en combinación con algunos conservantes como el benzoato de sodio, generan trastornos del comportamiento en niños (Bateman y col 2004) (Swanson, Kinsbourne 1980).


Ingredientes principales de las bebidas gaseosas:


Agua carbonatada, azúcar, saborizantes, colorantes.

Un ejemplo


En Europa, la Fanta utiliza entre 6 y 8% de jugo de fruta natural. En el Perú, esto no sucede: la Fanta es puro colorante y saborizante artificial, más acidulantes E-338, E-330, y conservante E-211.



Los colorantes artificiales


Los colorantes artificiales son mayoritariamente de tipo azoico. Esto significa que provienen de la hulla (carbón).



Analizaremos los colorantes más utilizados en alimentos:



Tartrazina o amarillo Nº 5 ó E102:


Colorante artificial ampliamente utilizado para dar color amarillo, cuando es puro, y se combina o mezcla con otros colores para dar diversos tonos como verde, naranja, entre otros.

No sólo se usa en gaseosas sino también se le añade a los panes, galletas, golosinas, helados entre muchos otros alimentos para darles un atractivo color dorado.


Este colorante puede producir asma, alergias, eczemas, debido a que es un liberador de la histamina, y puede intensificar esos síntomas.


Por lo general son sensibles a este colorante las personas alérgicas al ácido acetilsalicílico o aspirina. Este también es un colorante azoico, proveniente de la hulla (carbón); por ese motivo puede contener metales pesados.



Amarillo ocaso ó Sunset Yellow


También conocido como FD&C Yellow Nº 6 ó E 110. Este colorante azoico, genera una serie de problemas para la salud. No se recomienda su consumo: genera reacciones alérgicas como sarpullido (erupción cutánea) y vómitos. Las personas sensibles a los salicilatos deben tener mucha precaución con este producto.



Otros colorantes amarillos


E103, E106, E111: prohibidos desde 1978 en países de la Comunidad europea.


Amarillo de Quinoleína: Inocuidad controvertida. Sospechoso. Mejor evitarlo.


Amarillo naranja E110 y 2G: Peligroso, provoca alergias y puede contener metales pesados.


Color caramelo:


Utilizado en las bebidas de color marrón oscuro. Este colorante está permitido en Estados Unidos de Norte América. En Inglaterra y Australia se recomienda evitar este colorante. Estudios en ratones mostraron que un alto consumo de color caramelo redujo los glóbulos blancos en sangre de los ratones con deficiencia de vitamina B6. Los glóbulos blancos forman parte del sistema de defensa inmunológica contra infecciones. El color caramelo deriva del azúcar, mediante mezclas complejas de colores marrones, elaborados a través del secado en caliente y del quemado de azúcares con la presencia de álcalis, amoníaco, sulfuros o combinaciones de los anteriores.



Color rojo Nº 2 Cola Inglesa


La temible bebida Cola Inglesa contiene un colorante denominado Rojo Nº 2 ó Amaranto. Este colorante está prohibido en Australia, Estado Unidos, Austria, Japón, Suecia, Noruega y todos los países de la Comunidad europea, excepto el Reino Unido.


Este colorante produce daño en el ADN de las células del colon, estómago y vejiga en ratones (Tsuda: 2001). Este cambio en el ADN puede generar cáncer. Además, interfiere con la hemoglobina sanguínea, genera hiperactividad y alergias. Su consumo debe ser vetado. No tiene nada recomendable, sobre todo para niños. Lo utilizan porque es atractivo y ayuda en las ventas.


Esto vale también para el Rojo Allura ó Rojo Nº 40 y Coccine ó Rojo Nº 18.



Otro colorante rojo


Ponceau 4R ó E124 se considera cancerígeno en EEUU, Noruega y Finlandia. Ha sido prohibido por la US Food and Drug Administration desde el año 2000. Un estudio realizado en el Reino Unido demostró que cuando este colorante se mezclaba con otros conservantes el nivel de hiperactividad en niños aumentaba.




Los acidulantes como el ácido fosfórico o el hexametafosfato de sodio, son sustancias añadidas a las bebidas industrializadas para brindar acidez. Sin embargo, son captadoras del calcio, magnesio, zinc eliminándolos del organismo. Esto tiene un fuerte impacto en la salud ya que desnutre, descalcifica; elimina el zinc, importante mineral que protege el sistema inmune, y el magnesio, otro mineral importantísimo para la generación de energía.


Recuerde que los colorantes artificiales también se utilizan en helados, caramelos, chupa-chups y todo tipo de golosinas.



Lic. ND, Mg Geraldine Maurer


Clínica San Borja


www.alertanutricional.org



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada